sábado, abril 21, 2007

El contra-asesor

Si algún día yo fuera candidato a la alcaldía de Torrent, el cielo no lo permita jamás, lo primerito que haría sería contratar los servicios de un contra-asesor. ¿Y qué es un contra-asesor?, me preguntaréis con genuino interés. Pues muy sencillo, os respondo con idéntica diligencia: es el tipo o tipa que trabaja para el candidato con la única finalidad de que no se pierda en irreales ensoñaciones; si se va a las nubes, lo baja.

Es el de contra-asesor un empleo con escasa implantación a tenor del desarrollo la campaña electoral en Torrent; pero es una figura vital, e incluso urgente, para todo político. Un breve repaso estos días por diferentes periódicos, blogs y webs locales confirman esta necesidad. La borrachera de la política y esa cohorte de aduladores que rodea a los candidatos hacen que éstos pierdan el sentido de la realidad.

- Candidato, nuestros sondeos internos indican que estamos que nos salimos, dice el pelota que nunca falta. De 25 concejales posibles nosotros sacamos 26. Vamos a tener que ampliar la corporación de Torrent.
Ahí es donde entra la figura, imprescindible, del contra-asesor:
- Candidato, si entráis tú y dos más va que chuta. Y eso si el viento sopla a favor. Reza por si las moscas.

No es, evidentemente, tarea agradecida la del contra-asesor. Obligar al político a que pise tierra cuando todos los suyos poco menos que lo proclaman alcalde tiene su miga. Pero, insisto, es una labor esencial para mantener la cordura del postulante dentro de unos límites razonables.
Por ejemplo, si a mí, ufano candidato, me presentan el borrador de un cartel con mi efigie acompañada de la palabra “alcalde”, el contra-asesor debiera decirme:
- Piensa que después del 27 de mayo llega el 28 de mayo. ¿Con qué careto vas a salir a la calle después del batacazo? Además, tienes canas y te estás quedando calvo, añade mirando el borrador del cartel.
- Ese último comentario lo podías haber ahorrado. El sueldo no te obliga a tanto.
- Soy un profesional, responde el contra-asesor.

En fin, que los políticos y políticas, especialmente algunos, precisan con urgencia de alguien que les ponga delante de las narices el panorama electoral de Torrent tal cual es. Porque paseando por determinados blogs (algunos con comentarios e insultos deleznables, dicho sea de paso) da la sensación de que las elecciones van a ser para su político (o política) un mero trámite hacia la alcaldía. Y presiento que en algunos casos el leñazo que les van a propinar las urnas va a ser de escándalo. Un contra-asesor a tiempo puede evitar chascos y depresiones post electorales.

Postdata: la web de cabecera del alcalde no ha defraudado. Qué barbaridad. Impresionante. Es para nota. Ese desparrame de fotos y cartelones electorales merece un comentario al margen en próximos días. Dejadme primero que lo asimile.

3 Comments:

Anonymous Pimpinela said...

Un contra-asesor también debería decirles alguna cosa a los asesores. Por ejemplo, hay un determinado "asesor" en Torrent que sale en las fotos más veces que los concejales. Es que no ha leído el manual básico de los asesores que dice que siempre han de estar en la sombra, ser anónimos y, por supuesto, no salir en las fotos?

1:38 a. m.  
Blogger Pedro said...

Me ha encantado tu artículo, eres un crack

8:48 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me quito el sombrero ante tí y ante tu artículo.

Un amigo contra-asesor

12:58 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home